La salud oral influye en el rendimiento deportivo

Está demostrado que el deporte posee un importante efecto antiinflamatorio, además de mejorar considerablemente el sistema inmunológico.
Estudios científicos respaldan la premisa de que una persona que realiza deporte en su tiempo libre de modo habitual, es menos propenso a presentar enfermedades de carácter inflamatorio como la periodontitis, enfermedades vinculadas a las encías y además ayuda a tener una boca más sana.
En el sentido inverso, también se ha establecido una relación entre la salud oral y el deporte. Tener una mala salud bucodental puede causar una inflamación de todo el sistema que afecte a la salud global; por ejemplo, algunos problemas de las encías provocan un estado inflamatorio y que en muchos casos son la causa de enfermedades cardiovasculares, diabetes, infección respiratoria e incluso, en algunas embarazadas partos prematuros.
Para las personas que practican deporte de forma regular, debe ser de gran importancia mantener unos hábitos bucales saludables y realizar revisiones frecuentes.
Podemos concluir, que hay una estrecha relación entre salud bucodental y deporte y que cuidarse engloba todo nuestro cuerpo, una buena y saludable combinación de nuestros hábitos nos ayudará a prevenir distintas enfermedades y además fomentan nuestro rendimiento físico.